Dormitorio blancos, las claves

Desde hace unos años parece que el mundo de la decoración sólo vive del blanco. Si hace una década el vengué y las maderas oscuras eran claves a la hora de dar vida al dormitorio, ahora todo se concibe en blanco. Además es una tonalidad que no entiende de estilos y podemos verla en entornos muy clásicos y puramente minimalistas.

Dormitorio Rochelle

Dormitorio Rochelle

No es un ningún secreto que este color potencia la luz y hace que las estancias parezcan mucho más espaciosas. Debido a estas dos razones, se está poniendo en nuestras casas, puesto que éstas cada vez tienden a ser más pequeñas. Además dentro del dormitorio siempre da sensación de paz, armonía, nos ayuda a relajarnos y a conciliar el sueño.
¿Cómo lo combino para un toque clásico?

Dormitorio My Classic Dreams

Dormitorio My Classic Dreams

Es sobradamente conocido por todos que el blanco combina a la perfección con cualquier color, puesto que gracias a el formamos un tapiz perfecto donde el resto de los colores destacaran de forma especial. Por ello si nos gustan los ambientes puros debemos optar por paredes y muebles blancos con pequeños toques de color sutiles.
Dormitorio Versalles

Dormitorio Versalles

Esto se consigue, por ejemplo, combinando el blanco y el gris en una entorno que nos puede recordar al estilo Shabby chic o romántico. Si os gusta este estilo podéis poner un espejo con el marco plateado encima de la cama, optar por un cabecero de piel en tono plata o alguna cómoda barroca en este estilo.

¿Cómo lo combino para un toque moderno?

Si por el contrario queremos jugar con el blanco para crear un ambiente vanguardista, los colores fuertes y ácidos son perfectos para dar vida a la estancia. Antes de empezar a distribuir o a pensar en el dormitorio, lo básico es tener siempre presente que “menos es más”. Esto significa que tenemos que reducir al máximo los muebles, la decoración superflua…
http://www.portobellostreet.es/mueble/5956/Dormitorio_Amura

Dormitorio Amura

Al tener una base tan neutra podemos jugar a sorprender con una lámpara de diseño, una cómoda con un toque vintage que rompa con toda la estética o jugar con textiles en tonos tan intensos como los fúcsias, los verdes o los azules cielo.

5 Qué muebles nos pueden faltar

1. Cómodas: el blanco es el mejor color que podemos elegir para la cómoda porque no agobia el espacio y hace que a simple vista nos parezca más pequeña. Si queremos darle un toque diferente podemos poner encima un espejo o algún cuadro.
Cómoda pequeña y espejo

Cómoda pequeña y espejo


2.Cabecero: si lo queremos blanco podemos elegir entre diferentes acabados como lacado, madera decapada, piel… Lo importante es saber jugar con la pared para hacerlo destacar con papel pintado, algún vinilo…

3.Mesilla de noche: de forma tradicional se combinan con el cabecero y guardan simetria en el conjunto. Sin embargo en las revistas cada vez es más usual ver que ambas no guardan relación entre si y se usan objetos poco usuales como sillas, cómodas…
Armario de puertas correderas

Armario de puertas correderas


4. Armario: Al igual que la mesilla es perfecto usarlo en blanco porque nunca nos va a parecer tan grande. Si nos parece un poco aburrido podemos dividirlo en cuadrados para darle un aire oriental.