La Revista de PortobelloStreet.es

Donde habitan los muebles de tus sueños

By

Una casa azul para vivir el otoño

Despedimos la semana y damos la bienvenida al otoño con esta casa que os va a enamorar. Desde hace unos meses el azul se está postulando como uno de los colores de moda en decoración y aquí vamos a ver cómo combina con grises y blancos. 
Lo primero es ver cómo se han mezclado las texturas de las paredes donde vemos madera, ladrillo.. un efecto que podemos conseguir con papel pintado y que da mucha personalidad a la casa. Al usar para todas las texturas el blanco también se gana mucha luz.
La cocina está separada del salón por un muro de cristal, una idea genial para unir visualmente las estancias sin llegar a tirar los tabiques. Un tip genial para aprovechar más la luz. 
Justo al lado de la televisión y muy cerca de la ventana se ubica el escritorio. Una idea genial para aprovechar al máximo la luz natural. Se han colocado algunas estanterías y una lámpara a modo de aplique para ganar espacio en el escritorio.
La habitación continua con los mismos tonos, vemos como el color gris en las paredes aporta una atmósfera de relax que nos encanta y es perfecta para esta estancia. Además la idea de poner una tabla tras la cama es perfecta para los cuartos más pequeños. 

By

El mostaza es el color del otoño

Con la llegada del frío no sólo tenemos que guardar los muebles de terraza, sino que las hojas cambian su color y el paisaje cambia por completo en menos de un mes. Los tonos amarillos, marrones y rojizos llegan a los parques y con el cambio de hora nos apetece mucho más estar en casa.
Con todos estos cambios, lo normal es que nuestra decoración también cambie. Aparecen las mantas en el sofá, las chimeneas, alfombras y este año el color mostaza.
Es un tono que aporta calidez pero también da muchísima personalidad a la casa, sobre todo si lo elegimos para un mueble o para un complemento como es la lámpara de pie.
 
En esta casa vemos como se introduce en todas las habitaciones, además con pequeños detalles. En el salón es un puff, en el comedor en una silla y en el dormitorio en una colcha con textura que nos encanta.
El mostaza se integra a la perfección con el blanco y el gris, que suelen dominar toda la decoración. También hace un contraste genial con los tonos tierra fuertes como el caldero o el marsala que tanto vimos a comienzos de este año.
 ¿Tenéis ganas de otoño? ¿Habéis pensado como integrar el mostaza en vuestra casa? 

By

Viva el color y la fantasía

Sólo con ver la primera imagen de este apartamento en Madrid he sabido que era mi casa de la semana. Si estáis hartos del minimalismo y del estilo nórdico que está presente en todo con colores suaves, paredes blancas y mucha madera…. Aquí tenéis el revulsivo perfecto.

La casa donde sólo sabemos que vive una joven diseñadora ha sido creada por el estudio Living Pink, que como veis tienen una forma de entender la decoración muy personal. A mí me recuerda mucho a la colección IBIZA de Portonellostreet.es.
El salón es un espacio abierto donde morados, verdes y fucsias conviven con total normalidad. En una decoración tan especial los cuadros tienen un papel muy importante para dar color y crear contrastes. El mobiliario también es retro con toques más modernos o incluso muy clásicos como las sillas del comedor.
Al lado del salón-comedor hay una sala con un gran rotulo y un espacio dedicado a la moda. Nos encantan las casas que hablan de sus propietarios.
El dormitorio continúa con la gama cromática, aunque tenemos que decir que más suave. En la pared se ha usado un papel pintado en tonos blancos y sólo destaca el cuadro y la lámpara de la mesilla.
Cerramos con la cocina, donde los muebles son bastante clásicos al apostar por el blanco y la madera, pero en contraste con el azul índigo de la pared y las sillas amarillas todo continua con la misma línea. 

By

Una casa de verano con vistas al mar

El calor de los últimos días en Madrid hace que sólo pueda pensar en arena, playa, mojitos, un chiringuito… Imagino que no soy la única que necesita unas vacaciones ya para recargar las pilas, pero mientras que llegan podemos visitar casas tan espectaculares como ésta en Jávea. El estilo mediterráneo en estado puro. Empezamos con la terraza porque es lo más bonito de toda la casa, elementos muy sencillos como pérgola de madera, suelos de barro, sofás de exterior en madera y protagonismo de los textiles y el color.

Nos encanta la idea de poner algunas butacas de mimbre que vuelven a estar de moda y hacer todo más acogedor con una alfombra de exterior. Así conseguimos construir un verdadero salón de exterior y disfrutar más.

Ya en el interior de la vivienda se continua con un estilo muy parecido. Paredes blancas para buscar la luz, sofás en tonos naturales y textiles que arriesgan con colores tan intensos como amarillos, azules o naranjas… Vemos también como se busca destacar algunas piezas de diseño como la mecedora Rocking de Eames.

Esta claro que en esta casa no se tiene miedo al color. En el salón se ubica un rincón de trabajo con un escritorio en rosa fuerte que nos recuerda muchísimo a nuestra colección Ibiza. ¿Pensáis que en la playa tenemos licencias para hacer este tipo de decoraciones? 

La cocina quizá es la estancia más sencilla y simple. Muebles de madera sencillos, una barra de acero que le da un aire industrial y azulejos discretos hasta media altura. Como en decoración siempre es bueno seguir una línea cromática, se rompe todo con una alfombra en azul intenso que da luz y alegría. 

Cerramos con el dormitorio que resume el carácter mediterráneo en decoración. Un cabecero sencillo de madera, un banco a los pies de la misma también rústico, una tabla de surf, cortinas rosas… ¿Se puede tener una casa más bonita en la playa?

Imágenes: Mi casa revista

 

 

 

By

El estilo clásico y los tonos pastel

LLevamos tanto tiempo hablando del estilo nórdico y los tonos pastel, que parece que estos últimos sólo quedan bien en estilos modernos, con madera, muebles minimalistas… Nada más lejos de la realidad, hoy traemos un clásico renovado donde el tono azul le da más dulzura y calidez.

 

Vamos a comenzar con el comedor, que sirve de zona de paso entre la cocina y el salón. Grandes ventanales con muchísima luz y dos lámparas de aire industrial que brilllan y dan el punto diferente a la decoración, siempre decimos que las mezclas son un acierto.

Otra de las características es el uso de azul bebé en las sillas, un poco común en esta estancia pero que funciona a la perfección con el blanco del mobiliario y el gris de las cortinas.

En la zona del salón vemos un sofá amplio, una pared de madera y de nuevo las grandes ventanas que dan a un bosque. En este sentido nos gusta mucho cómo se ha optado por colgar la televisión y no usar mueble. Un recurso genial si en casa tenemos pocos metros cuadrados.

El sofá gris como hemos comentado muchas veces siempre es un acierto para poder cambiar los colores sin problemas. Por supuesto la idea de la librería modular para aprovechar el espacio y la chimenea nos encantan.

En dormitorio es abuhardillado, lo que siempre supone que la estancia sea más complicada. Para evitar problemas se han optado por muebles muy sencillos como el cabecero o las mesillas.

¡Atención! Los cuartos de baño en esta casa son casi nuestras estancias favoritas. A uno de ellos se le ha dado un toque clásico con el mueble que parece una consola y el segundo aprovecha al máximo el espacio con una bañera.

 

 

By

Una casa para vivir el verano

Pocas cosas evocan tanto el verano como el mar. Hace un par de días celebramos la llegada de mi estación favorita, el verano huele a terrazas, a tomar el sol en tumbonas, a mojitos con amigos, a comidas familiares a comedores de verano donde hacer las sobremesas interminables…

Y después de ver esta casa os aseguro que el verano os va a oler también a Grecia. Si habéis tenido la suerte de conocer las Islas Griegas seguro que renocéis la arquitectura simple y uso del blanco de esta casa.

El blanco va a dominar toda la casa, tanto paredes como muebles y accesorios, sólo encontramo toques de madera y el color aguamarina que nos recuerda el mar de la zona. En el salón vemos como la máxima de menos es más se lleva hasta las últimas consecuencias en esta casa.

Un sofá blanco muy sencillo, con una chimenea y un butacón. En las paredes como vemos no hay cuadros y las ventanas están sin cortinas para disfrutar del paisaje.

La cocina es muy pequeña y está integrada con el resto de la vivienda. Me gusta la idea de hacer estantes de madera rústica.

La mejor es, sin lugar a dudas, el dormitorio. Un espacio blanco que invita al relax y la calma. La sencillez hace que se prescinda tanto de cabeceros como de cojines. Sólo hay una mesilla de noche con una planta y la puerta pintada en color turquesa.

Por último, el exterior de la casa con un conjunto de comedor en forja y color verde. Una casa muy sencilla que nos hace pensar en vacaciones y días de desconexión.

By

Un apartamento muy femenino

¿Conoces la revista Everlygirl? Seguramente no sepáis de que revista os estoy hablando, puesto que se edita en Estado Unidos pero nos vamos a colar en el piso de su editora en Chicago. Un apartamento pequeño, luminoso y muy coqueto. ¿Quién dijo que en pisos pequeños sólo podemos hablar de minimalismo?

En todo momento va a jugar con tonos muy suaves y neutro, que no creen ninguna estridencia. Aunque si le da importancia  a los detalles, de hecho en el piso vemos muchísimos accesorios decorativos, varios tipo de lámparas…

Para aprovechar el máximo el espacio, integra su mini despacho en el salón y lo pone cerca de la ventana para ganar luz. Atención al ventilador de techo que es perfecto para ahorrar este verano.

En las paredes destacan el gran número de imágenes, fotos y láminas. También vemos algunos recursos interesantes como poner una alfombra con rayas horizantales cuando estmaos en una estancia alargada.

Al mismo tiempo, recupera algunos muebles perdidos como el mueble bar que os parece muy elegante y retro.

Desde el recibidor se accede directamente al salón y de este sale a través de un arco a la zona de comedor y cocina. El comedor mezcla la mesa redonda blanca con sillas de madera de carácter nórdico.

Algunos colores siempre van a imprimir carácter a nuestra casa, uno de ellos es el negro. Aquí vemos una cocina negra, que después de unos años donde todo era blanco parece que vuelve a ganar terreno. Sólo apta casas grandes y luminosas.

Cerramos con el dormitorio que es la parte más romántica de toda la casa. El cabecero forrado de tela, el uso de los colores pastel, del rosa intenso… Este conjunto nos hace pensar en una casa llena de vida y estilo.

By

De garaje a vivienda… ¿Es posible?

Esta Semana Santa he pasado unos días en Londres y vuelva enamorada de todo lo que huele a British. En Londres en algunos de los barrios más pudientes de la city han comenzado a rehabilitar las antiguas cocheras de las casas señoriales para hacer loft y casas mucho más modernas. 

La entrada a estas calles es muy restringida y colarte dentro imposible, así que cuando he visto esta casa he pensado en compartirla con vosotros porque el cambio me parece muy parecido. Con una correcta planificación nada es imposible en decoración.

En este caso se ha pasado de un garaje a una vivienda. En primer lugar, la reforma habrá buscado dar calidez a la casa con suelos de madera y pintando todo en blanco para dar luz. Tengamos en cuenta que es un piso a pie de calle y no habrá mucha luminosidad. 

Se han conservado algunos elementos estructurales como la pared de piedra y se ha buscado un cierto toque industrial en las sillas del comedor que son las míticas TOLIX. También nos gusta mucho el sofá gris que siempre es un acierto y combina con cualquier estilo.

En el salón integrada está la cocina, lo que mas nos llama la atención es usar acero inoxidable en todos los muebles en contraste con lo rústico de la piedra. 

En el dormitorio, situado en el segundo piso aprovechando la altura de los techos nos llama la atención el gris fuerte de la pared. En nuestro caso habríamos usado cojines, mantas, plaid o alfombras para restar seriedad al conjunto.

Cerramos con la estancia más bonita desde nuestro punto de vista, el cuarto de los niños. Colores muy suaves, textiles y detalles vintages como el espejo dorado que enamoran a simple vista.

 

By

Decorar con plantas de interior

La casa de esta semana destaca por muchísimos detalles. Mezcla a la perfección madera natural, muebles blancos más minimalistas y grandes librerías donde amontonar libros y recuerdos… Pero más allá del mobiliario vamos a ver cómo es posible decorar con plantas y como están presentes en todas las estancias. 

Las plantas podemos decir que en esta casa son la guinda del pastel. Los taburetes de madera en combinación con una mesa de centro blanca moderna, resumen la filosofía de esta casa donde la mezcla es la clave de toda la decoración. en el salón, también nos gusta mucho la alfombra y las butacas en piel.

En la cocina se apuesta por el blanco y líneas mucho más sencillas. Incluso las lámparas también son blancas y sólo destacan algunos detalles como los utensilios de menaje sobre la encimera y el cactus. La cocina está integrada en el salón y separada por una barra de desayunos con taburetes.

En el comedor se cambia el registro con muebles negros, sillas de corte vintage y una mesa cuadrada que es preciosa aunque poco realista. Vemos como en los pisos nórdicos se aprovechan siempre las ventanas para decorar con plantas, velas, cestas…

Cerramos con el dormitorio de la vivienda que siempre es la estancia más íntima. En esta ocasión, textiles blancos para dar luz y una decoración muy sobria en blanco y negro. Si no sabemos como dar calidez a nuestra habitación, la idea de colocar una manta a los pies de la cama siempre funciona.

Imágenes del blog La Maison de Annag

By

Colores pastel y madera en una casa para soñar

Estoy más que acostumbrada a ver casas y casas en Internet…. Algunas muy grandes, otras pequeñas… Claras, oscuras… Con muebles modernos o antiguos… Por ello cuando veo una casa que me impresiona de arriba a abajo no puedo de compartirla con vosotros.

Entramos a la vivienda por la cocina, abierta al salón e integrada a la perfección gracias a los muebles blancos de líneas minimalistas. Atención al revestimiento que parece madera, aunque para una zona de cocina me resulta muy poco práctico. Podemos optar por un papel pintado que imite este acabado.

En el salón se sigue la misma línea de muebles sencillos y muy prácticos. En este momento, merece la pena comentar como el blanco y el gris suave dan paso a las tonalidades pastel. Tan moda están en los últimos meses.

En concreto las vemos en las láminas de la pared, los cojines y el papel pintado que también aparece en esta estancia. Al mismo tiempo, uno de mis muebles favoritos es la mesa de centro en madera clara.  

Por su parte, el comedor tiene un aire más personal con la composición de fotos en una de las paredes sobre el aparador. Al mismo tiempo mesa redonda y sillas inspiradas en el famoso modelo Eames.

Si queremos dar un toque distinto a nuestra decoración, una idea genial es agrupar pequeños objetos en una bandeja. Aquí vemos velas, jarrones…  

El domitorio como siempre debe ser una de las partes más especiales de la casa y que transmita paz y serenidad. A parte de la ropa de cama en blanco con una manta que ahora mismo está muy de moda, no podemos evitar fijarnos en la estantería con un par de zapatos.  

Aprovechando un hueco escaso y dando mucha importancia a los pequeños accesorios, encontramos el despacho. Fotos de familia, baldas, luces integradas, un taburete que no ocupa espacio… Toda una lección para los apartamentos pequeños.