La Revista de PortobelloStreet.es

Donde habitan los muebles de tus sueños

By

Una casa pequeña en blanco, gris y verde

En las casas más pequeñas es muy importante unificar espacios para conseguir más sensación de espacio. Igual de importante es apostar por unificar materiales, es decir, elegir el mismo suelo para todas las habitaciones, pintar del mismo color las paredes…

Con estas dos medidas vais a ganar muchos metros cuadrados visualmente, además en esta casa vemos cómo también es un acierto mezclar los mismos colores en todas las estancias. En concreto el blanco y el gris con toques de verde.
Si os gustan los ambientes muy minimalistas y sosegados (casi siempre imprescindibles si la casa mide menos de 40 metros cuadrados) la mezcla de blanco y gris con un tercer color siempre queda genial como vemos por ejemplo en la zona de los sofás del salón.
El comedor es el nexo de unión entre cocina y salón, las plantas están presentes en toda la casa dando vida y jugando con el verde, que sólo aparece de forma clara en una de las paredes del dormitorio.
Las lamparas de toda la casa son muy sencillas y tienen elementos naturales como el ratán. A nosotros nos gusta especialmente la bombilla xxl encima de la mesa de centro del salón.
 
¿Os gustan las casas tan sencillas o necesitáis más color en casa? 

By

Decorar con plantas de interior

La casa de esta semana destaca por muchísimos detalles. Mezcla a la perfección madera natural, muebles blancos más minimalistas y grandes librerías donde amontonar libros y recuerdos… Pero más allá del mobiliario vamos a ver cómo es posible decorar con plantas y como están presentes en todas las estancias. 

Las plantas podemos decir que en esta casa son la guinda del pastel. Los taburetes de madera en combinación con una mesa de centro blanca moderna, resumen la filosofía de esta casa donde la mezcla es la clave de toda la decoración. en el salón, también nos gusta mucho la alfombra y las butacas en piel.

En la cocina se apuesta por el blanco y líneas mucho más sencillas. Incluso las lámparas también son blancas y sólo destacan algunos detalles como los utensilios de menaje sobre la encimera y el cactus. La cocina está integrada en el salón y separada por una barra de desayunos con taburetes.

En el comedor se cambia el registro con muebles negros, sillas de corte vintage y una mesa cuadrada que es preciosa aunque poco realista. Vemos como en los pisos nórdicos se aprovechan siempre las ventanas para decorar con plantas, velas, cestas…

Cerramos con el dormitorio de la vivienda que siempre es la estancia más íntima. En esta ocasión, textiles blancos para dar luz y una decoración muy sobria en blanco y negro. Si no sabemos como dar calidez a nuestra habitación, la idea de colocar una manta a los pies de la cama siempre funciona.

Imágenes del blog La Maison de Annag