La Revista de PortobelloStreet.es

Donde habitan los muebles de tus sueños

By

Una casa azul para vivir el otoño

Despedimos la semana y damos la bienvenida al otoño con esta casa que os va a enamorar. Desde hace unos meses el azul se está postulando como uno de los colores de moda en decoración y aquí vamos a ver cómo combina con grises y blancos. 
Lo primero es ver cómo se han mezclado las texturas de las paredes donde vemos madera, ladrillo.. un efecto que podemos conseguir con papel pintado y que da mucha personalidad a la casa. Al usar para todas las texturas el blanco también se gana mucha luz.
La cocina está separada del salón por un muro de cristal, una idea genial para unir visualmente las estancias sin llegar a tirar los tabiques. Un tip genial para aprovechar más la luz. 
Justo al lado de la televisión y muy cerca de la ventana se ubica el escritorio. Una idea genial para aprovechar al máximo la luz natural. Se han colocado algunas estanterías y una lámpara a modo de aplique para ganar espacio en el escritorio.
La habitación continua con los mismos tonos, vemos como el color gris en las paredes aporta una atmósfera de relax que nos encanta y es perfecta para esta estancia. Además la idea de poner una tabla tras la cama es perfecta para los cuartos más pequeños. 

By

El mostaza es el color del otoño

Con la llegada del frío no sólo tenemos que guardar los muebles de terraza, sino que las hojas cambian su color y el paisaje cambia por completo en menos de un mes. Los tonos amarillos, marrones y rojizos llegan a los parques y con el cambio de hora nos apetece mucho más estar en casa.
Con todos estos cambios, lo normal es que nuestra decoración también cambie. Aparecen las mantas en el sofá, las chimeneas, alfombras y este año el color mostaza.
Es un tono que aporta calidez pero también da muchísima personalidad a la casa, sobre todo si lo elegimos para un mueble o para un complemento como es la lámpara de pie.
 
En esta casa vemos como se introduce en todas las habitaciones, además con pequeños detalles. En el salón es un puff, en el comedor en una silla y en el dormitorio en una colcha con textura que nos encanta.
El mostaza se integra a la perfección con el blanco y el gris, que suelen dominar toda la decoración. También hace un contraste genial con los tonos tierra fuertes como el caldero o el marsala que tanto vimos a comienzos de este año.
 ¿Tenéis ganas de otoño? ¿Habéis pensado como integrar el mostaza en vuestra casa? 

By

Una casa llena de calor y calidez

Creo que es la primera vez que cruzamos el charco para ver una casa típicamente estadounidense. Seguro que gracias a las series y películas tenéis este tipo de decoración muy presente y lo vais a reconocer desde el minuto cero.

En Carolina del Norte vive Liz Marie, del blog Liz Marie Blog, que nos transporta a una decoración acogedora donde a todos nos encantaría pasar estos largos días de invierno. La protagonista y decoradora se acaba de mudar y no ha dudado en compartir su casa son su fans.
Como veis hemos arrancado con el porche, no creo que haya nada más americano que las escenas de hamacas y bancos al atardecer. Los muebles de exterior son sencillos, puesto que los cojines y textiles tienen todo el protagonismo.
En el salón vemos varias ideas que nos recuerdan al otoño, como las calabazas pintadas en blanco que decoran toda la chimenea y la mesa de centro.
Toda la casa está llena de detalles que valdría la pena mirar y guardar como inspiración. Mirad en la zona del comedor cómo se ha usado una puerta a modo de estantería.
En este mismo espacio, el banco en lugar de las sillas da personalidad a la casa y hacen que pueda entrar más gente. Además nos encanta como combina con la butaca y el resto de sillas.
En su habitación vemos como se opta por una funda nórdica llena de colores suaves y un estampado que da un aire rústico y provenzal que nos encanta. Al mismo tiempo, se opta por una composición de mesillas de noche distintas. 
El dormitorio de invitados posiblemente sea la estancia más sencilla, con ropa de cama en blanco y de difentes texturas para romper un poco con la monotonía.