El estilo nórdico, ¿existe?

Ahora mismo es difícil visitar un blog de decoración sin que aparezcan las palabras estilo nórdico en casi todos los titulares o a pie de foto. Así que la pregunta es inevitable, ¿estamos ante un nuevo estilo que cambiará la decoración y las tendencias o es sólo una moda pasajera?
La idea de estilo nórdico y la palabra como tal aparece en 1954 cuando una exposición con ese nombre recorrió EEUU para llevar este estilo y sus diseños a todo el mundo. El secreto de este tipo de decoración está en que al hablar de países muy fríos la gente siempre ha pasado muchísimo tiempo en casa y se ha obsesionado en aprovechar al máximo la luz.
Salón Uno de 15

Salón Uno de 15

Por ello nos encontramos con un decoración llena de detalles, donde se usan los materiales de la zona para hacer los muebles o para decorar… Para entender mucho mejor de lo que estamos hablando os vamos a contar tres características claves…
1. El blanco se va a convertir en el centro de la decoración. Las paredes, los textiles, los muebles son blancos y buscan no desperdiciar ni un ápice de luz. Ello da lugar a juegos de color tan apasionantes como los que muchas veces se reflejan en el blog Delikatessen que os recomiendo si sois amantes de este estilo.
Mueble de televisión hueso

Mueble de televisión hueso

2. La madera es la segunda clave de este diseño que hace que la naturaleza esté muy presente en todos los diseños. A la hora de combinarla se usan toda la gama de los blancos, muchas veces lacados. Es tal la unión que algunos diseñadores dicen que el diseño nórdico es un cuenco lleno de leche.
Cama nido de seis cajones

Cama nido de seis cajones

3. Como hemos dicho tanto en Suecia como en Noruega (cuna de este diseño) se pasan muchas horas en casa y se busca crear una atmosfera cálida y acogedora. Por ello las velas y las mantas de pelo van a contrastar con la frialdad del blanco y dan un toque casi romántico a toda la decoración.

¿Cómo lo combino?
Como vemos estamos hablando de un estilo muy sencillo (minimalista en mucho de sus aspectos), funcional, acogedor así que puede ser perfecto para trasladar a nuestro salón o dormitorio.
Mesa de centro Industrial Dirty Chic

Mesa de centro Industrial Dirty Chic

En la mezcla está la clave, así que lo más inteligente será combinarlos con algunas piezas de estética industrial para que el acero reste calidez, con algún sofá de cuero en tonos marrones que refuercen la idea de salón vivido o cualquier mueble de estética vintage para conseguir la personalidad que muchas veces le falta a este tipo de ambientes.