La Revista de PortobelloStreet.es

Donde habitan los muebles de tus sueños

By

Vivir en una casa con niños

Si nos gusta la decoración y cuidar cada detalle de nuestra casa seguro que al tener niños hemos visto como orden se convierte en una utopía, las piezas de cristal van directas a la parte alta de cualquier estantería, el salón se convierte en un espacio de juego… Lejos de pensar que con esto ha llegado el fin de la decoración de nuestra casa, podemos sacarle mucho partido a nuestra nueva situación y crear una casa tan divertida como la que os dejamos hoy. 

 

El salón se ha convertido en el centro de la vivienda, puesto que es donde normalmente compartimos más tiempo con nuestros hijos. Así que un sofá muy cómodo y oscuro para evitar manchas, una alfombra para estar más calentitos y poder jugar en el suelo y un gran archivador vintage para mantener el orden.

Incluso vemos como algunas piezas puramente infantiles como el balancín o la mini butaca encajan a la perfección en el conjunto. En la cocina vemos una gran pared de pizarra, una idea que se va a repetir en otras estancias como el cuarto de los niños o el despacho. La pintura de pizarra es económica, fácil de limpiar y la mejor forma de dejar volar la imaginación de los más pequeños.

Dentro de la cocina se sitúa el comedor, donde se mezcla sin problemas las sillas con la trona de los más pequeños de la casa. Esta idea es genial para tener todo más recogido y poder disfrutar de una comida familiar sin manchar el salón u otras zonas más visibles.

Por supuesto, el dormitorio de los más pequeños continúa siendo una gran fiesta de color e imaginación. A parte de la pared de pizarra podemos poner una gran estantería para tener todos los cuentos a la vista y poder disfrutar de ellos en familia. Nosotros creemos que en la estancia también sería genial contar con algún puff.

 

Cerramos con el dormitorio principal, un espacio muy reducido donde optan por el blanco para ganar luz y mesillas muy pequeñas para dejar lo justo y no ocupar espacio. ¿Os ha gustado esta casa para vivir con niños? ¿Qué trucos tenéis para que los niños no manchen y disfruten de nuestro hogar?

 

Imágenes: http://boligpluss.no

By

Una casa para vivir y disfrutar en familia

Muchas veces cuando mostramos casas muy blancas o con muebles muy exclusivos se habla de que son decoraciones poco reales si vivimos con niños. Aunque creemos que esta apreciación no es cierta y que podemos poner cualquier estilo decorativo y vivir con ellos. Tenemos que reconocer que en esta vivienda se respira alegría en cada rincón…

Suelos de madera antigua y paredes sencillas para dar cabida a una casa de mobiliario vintage, pero sobre todo de detalles sencillos donde pasar buenos ratos en familia.
Por ejemplo, en el salón con un amplio sofá lleno de cojines que invita al descanso y al ocio, como vemos no se ha puesto mesa de centro para dejar más espacio libre en la alfombra. Una idea genial si tenemos niños pequeños y queremos verlos mientras juegan.
El dormitorio también es confortable y nos ha gustado especialmente el cabecero de madera.  Un acierto puesto que nunca pasará de moda y se adapta a todos los colores que queramos usar. Por último el tocador y la cómoda son dos piezas de arte. 
Aunque la decoración nos pueda parecer un poco descuidada y llena de cosas, siempre se cuida la gama cromática en tonos pastel con rosa, mint, azul cielo… Así aunque haya muchas piezas siempre se consigue una perfecta armonía.
Como estamos hablando de niños los cuartos de estos juegan un papel esencial en la decoración. No nos encontramos con las típicas habitaciones infantiles un poco encorsetadas sino que buscan nuevos colores, piezas de aire retro, colores pastel para darle dulzura y muchísima influencia del mundo DIY.
¿Os gustan las casas así? ¿Os imagináis de niños viviendo en una casa con tanto color?