La Revista de PortobelloStreet.es

Donde habitan los muebles de tus sueños

By

Una casa pequeña en blanco, gris y verde

En las casas más pequeñas es muy importante unificar espacios para conseguir más sensación de espacio. Igual de importante es apostar por unificar materiales, es decir, elegir el mismo suelo para todas las habitaciones, pintar del mismo color las paredes…

Con estas dos medidas vais a ganar muchos metros cuadrados visualmente, además en esta casa vemos cómo también es un acierto mezclar los mismos colores en todas las estancias. En concreto el blanco y el gris con toques de verde.
Si os gustan los ambientes muy minimalistas y sosegados (casi siempre imprescindibles si la casa mide menos de 40 metros cuadrados) la mezcla de blanco y gris con un tercer color siempre queda genial como vemos por ejemplo en la zona de los sofás del salón.
El comedor es el nexo de unión entre cocina y salón, las plantas están presentes en toda la casa dando vida y jugando con el verde, que sólo aparece de forma clara en una de las paredes del dormitorio.
Las lamparas de toda la casa son muy sencillas y tienen elementos naturales como el ratán. A nosotros nos gusta especialmente la bombilla xxl encima de la mesa de centro del salón.
 
¿Os gustan las casas tan sencillas o necesitáis más color en casa? 

By

¿Estilo noretnic? Te descubrimos sus características.

Hoy vamos a recorrer las estancias de un piso que va un paso más allá del típico estilo nórdico que venimos meses y meses viendo. En este punto, avanzamos hacia un estilo étnico y ecléctico que se está empezando a conocer como noretnic.

Se basa en una decoración con el predominio del blanco en paredes y suelos para buscar la luz que suele ser escasa en países como Noruega, Dinamarca o Suecia… Es decir partimos de una base puramente nódica para ir añandiendo detalles que le den más personalidad.

Los detalles siempre son pequeños como el centro con flores, velas o los colores suaves de los textiles que vemos en el sofá. En este caso rosa y gris que combinan y nos ayudan a crear un ambiente más relajado y colorista, pero sin caer en estridencias.

En la cocina se repiten algunos elementos como el blanco, las lámparas de inspiración industrial y las flores en la zona del comedor. En este sentido se sigue buscando crear una zona práctica y fácil de limpiar que no nos complique en exceso.

En el dormitorio se continúa con los detalles étnicos como el cuadro del cabecero a modo de mosaico. También vemos otras tendencias recurrentes como el uso de una silla a modo de mesilla de noche o dejar la ropa a la vista en el burro.

En definitiva, si el estilo nórdico os parece un poco aburrido este tipo de decoración os va a encantar porque es más personal y nos permite accesorios decorativos que den vida a cada rincón. ¿Os gusta el noretnic?

Imágenes: Uxban