La Revista de PortobelloStreet.es

Donde habitan los muebles de tus sueños

By

Un apartamento muy femenino

¿Conoces la revista Everlygirl? Seguramente no sepáis de que revista os estoy hablando, puesto que se edita en Estado Unidos pero nos vamos a colar en el piso de su editora en Chicago. Un apartamento pequeño, luminoso y muy coqueto. ¿Quién dijo que en pisos pequeños sólo podemos hablar de minimalismo?

En todo momento va a jugar con tonos muy suaves y neutro, que no creen ninguna estridencia. Aunque si le da importancia  a los detalles, de hecho en el piso vemos muchísimos accesorios decorativos, varios tipo de lámparas…

Para aprovechar el máximo el espacio, integra su mini despacho en el salón y lo pone cerca de la ventana para ganar luz. Atención al ventilador de techo que es perfecto para ahorrar este verano.

En las paredes destacan el gran número de imágenes, fotos y láminas. También vemos algunos recursos interesantes como poner una alfombra con rayas horizantales cuando estmaos en una estancia alargada.

Al mismo tiempo, recupera algunos muebles perdidos como el mueble bar que os parece muy elegante y retro.

Desde el recibidor se accede directamente al salón y de este sale a través de un arco a la zona de comedor y cocina. El comedor mezcla la mesa redonda blanca con sillas de madera de carácter nórdico.

Algunos colores siempre van a imprimir carácter a nuestra casa, uno de ellos es el negro. Aquí vemos una cocina negra, que después de unos años donde todo era blanco parece que vuelve a ganar terreno. Sólo apta casas grandes y luminosas.

Cerramos con el dormitorio que es la parte más romántica de toda la casa. El cabecero forrado de tela, el uso de los colores pastel, del rosa intenso… Este conjunto nos hace pensar en una casa llena de vida y estilo.

By

Vivir en 21 metros cuadrados… Sí es posible

En pleno centro de Madrid nos encontramos con el piso de uno de los propietarios de We are Knitters. ¿Pensáis que vive en un gran piso de espacios amplios, ventanales y cinco habitaciones? Pues error ha dejado ver a la revista AD su apartamento de tan sólo 21 metros cuadrados. ¿Es posible vivir en un espacio tan pequeño?

En las paredes como es lógico se ha optado por el blanco, al igual que en los suelos. En espacios tan pequeños es la única opción para ganar luz, la ventaja es que altura de los techos permite que la casa se desarrolle a tres alturas para potenciar más los espacios.

En el salón se da vida a la decoración con colores intensos como los azules, los verdes en los cojines… En definitiva, poco minimalismo y mucho color para dar alegría a la decoración. Lo mismo vemos con las plantas que se usan y con el elefante que le da un aire poco convencional.

Si subimos a la cocina, encontramos la escalera llena de detalles, plantas, libros… Al final en una casa tan pequeña es importante cuidar todo y mantener siempre el orden.

La cocina es blanca y extremadamente sencilla. Comentar que nos ha parecido muy curioso que sea la primera estancia que vemos al llegar a casa. Sólo hay muebles a un lado y pequeños detalles como las plantas que se repiten continuamente.

 

Cerramos con el dormitorio de la vivienda. Al ser tan reducido el espacio la cama es individual. Tenemos que decir que es una opción extraña, pero si vivimos en pocos metros y no queremos poner un sofá cama nos parece casi la única solución. ¿Qué os parece vivir en un apartamento que es más pequeño que las habitaciones de muchos hoteles? 

 

By

Lo industrial y lo nórdico en un apartamento

Cuando dos estilos tan bonitos y personales, como el industrial y el nórdico se juntan sólo pueden pasar cosas bonitas. Nos encanta esta casa, cómo se ha distribuido el espacio, cómo se eligen muebles muy prácticos y como la madera cambia por completo todo… ¡Un piso pequeño donde entra hasta la bicicleta!

En primer lugar, vemos como en espacios pequeños tenemos que tirar abajo los tabiques e integrar todos los espacios, esto suele dar miedo pero los resultados siempre merecen la pena. En este caso, comedor, cocina, salón y dormitorio…. Si queremos un poco de intimidad podemos elegir un biombo.

En el salón un sofá gris que siempre queda genial con una composición de cojines neutros y láminas muy neutras. ¿El toque? La escalera de madera antigua y el espejo con marco dorado.

También merece la pena fijarnos en la alfombra en burdeos. Un diseño muy clásico que queda genial, si tenéis un salón muy moderno es un contrapunto que queda genial. Aquí os dejo algunos modelos de este tipo.

En el dormitorio una decoración sencilla para integrarse en el salón. Nos gusta mucho el perchero a la vista y la cómoda en madera con aire industrial, al igual que el cabecero. Quizá en lugar de las estanterías, sería más práctico un armario a medida.

Cerramos con el comedor y la cocina. El paso entre salón y cocina es el comedor. Nos gustan mucho las lámparas, la elección de algunas baldas para decorar y las sillas Eames que jamás pasan de moda.

By

Ideas para una vivienda muy pequeña

Si vamos a vivir en un piso muy pequeño, de cuarenta metros cuadrados o menos debemos plantearnos seriamente la opción de tirar tabiques e integrar los espacios. Aunque la cama suele ser más complicado, el salón, el comedor y la cocina es casi obligatorio que convivan juntos.

Asimismo para aumentar la sensación de espacio, lo ideal es que los materiales y colores sean los mismos en toda la casa. Por ejemplo, en este caso el blanco intenso en paredes y suelo que dan más luz a esta casa tan pequeña.

Otras estancias como el recibidor también deben pasar a un segundo plano, puesto que es mejor no desaprovechar nada de espacio. Podemos poner un espejo de cuerpo entero, una pequeña balda o una lámina que nos dé la bienvenida con un mensaje positivo.

En el salón también vemos como todos los muebles son blancos y de colores muy suaves como el sofá gris que es un básico que jamás pasa de moda.

Enfrente del sofá un aparador en blanco lacado muy sencillo que esta en la misma pared que la cocina, en este caso el comedor se situa cerca de las ventanas para aprovechar toda la luz del día.

Atención a la lámpara de pared con forma de flexo para el comedor, una solución genial para los pisos que están dando ahora mismo sin puntos de luz en techo.

Por último, la cocina sigue el estilo del salón puesto que está completamente integrada en él. Aunque debemos destacar las lámparas en bronce y el lavabo que es una auténtica joya.

Imágenes blog Deleite Design

By

Una casa para dos muy actual

Aunque parezca mentira, desde el Estudio A54 responsable de la reforma explican que la prioridad de este piso era buscar y aprovechar la luz. Es un primero muy oscuro, así que vamos a ver un trabajo impecable de cómo el color puede ayudarnos a que nuestra casa parezca más grande y luminosa. 

En toda la vivienda se continúa el estilo del salón con muebles blancos, estilo nórdico, paredes blancas y pequeños tonos de color suave o gris.

El dormitorio es realmente sencillo e incluye colores que nos encantan como el rosa pálido junto al blanco o el gris. Apostad por esta combinación, porque crea entornos para el relax. Una de las mesillas es una estantería de escalera y al otro lado un espejo que potencia la luz y el espacio. 

Aquí vemos el recurso de usar una silla de diseño a modo de mesita auxiliar. Perfecta para decorar, para dejar la ropa en este caso y se puede mover con facilidad.

En el baño encontramos que el espacio también es reducido y sin luz natural. Así que revestimiento en blanco brillo y mampara de cristal que no acorta el espacio. Una elección de diez. 

Cerramos con la cocina donde se innova un poco más con madera, suelo hidráulico y algunas concesiones al color. Aunque las líneas siguen siendo muy minimalistas.

 

 

By

Blanco, madera, gris y… NARANJA

Me ha encantado este piso. Si estáis un poco saturados de las casas minimalistas en blanco y negro pero tampoco queréis renunciar al estilo nórdico, este apartamento os va a gustar mucho. La clave para darle vida, color y crear espacios acogedores es el naranja.

El naranja es un color potente que tiene mucha fuerza, así que necesitamos juntarlo con otros más neutros y fríos como puede ser el gris. De esta manera le damos el protagonismo justo y conseguimos toques de color que no agobien o hagan el espacio más pequeño.

Por ejemplo en la zona del salón, sólo se usa en un florero tras el sofá y un cojín del mismo tono. El resto es una decoración sobria que nos transmite sensación de hogar.

Otra particularidad de este apartamento, es que cuenta con muy pocos metros cuadrados. En este caso la propia cama de matrimonio se integra en el salón quedando expuesta. Una opción muy arriesgada, pero a veces no se cuentan con más opciones.

Por su parte la cocina si se separa del resto de la casa, aunque mantiene el mismo estilo decorativo. Dentro de la misma encontramos el office que es el comedor de la casa. Mesa de madera y sillas de madera para una zona relativamente amplia.

En las zonas de paso se aprovecha para hacer grandes armarios donde guardar la ropa. Una idea genial si no hay espacio para un vestidor.

Por último, el recibidor os va a dejar con la boca abierta. Se ha aprovechado un hueco pequeño y muy complicado para ubicar el escritorio y un pequeño taburete para trabajar. Seguramente sobre plano era un reto, pero lo han resuelto de la mejor forma posible. Atención al espejo que agranda el espacio y da luz a una zona sin ventanas.

 

By

Una casa en 37 metros cuadrados

Nuestra vida ha cambiado mucho en las últimas décadas. Hemos pasado a vivir de otra forma y tener nuevas necesidades, por lo que los típicos pisos de 80 metros cuadrados y tres habitaciones han quedado un poco desfasados.
Si vivimos solos o en pareja y nos gusta estar en el centro de la ciudad, los mini apartamentos son la respuesta a todas nuestras necesidades.
En este caso se trata de una casa de 37 metros cuadrados, con muchísima luz y una distribución perfecta para aprovechar el espacio al máximo.
La primera regla es recurrir al blanco para dar más sensación de espacio y ganar en luz. También siempre se debe optar por integrar los espacios, especialmente, cocina, comedor y salón.
A continuación, vemos cómo se ha usado el pasillo para improvisar un vestidor que dé acceso a la habitación. Este tipo de ideas siempre son complicadas de aplicar a la vida real, por el desorden. Nosotros hubieramos optado por unos armario modulares a medida en blanco.
En el dormitorio se opta por pegar la cama a la pared para ganar más espacio y no agobiar el espacio. Así como el uso de un beige suave para decorar el cabecero.
Por último, vemos como en este tipo de espacios se opta por los espacios integrados como la mejor forma de integrar el espacio y aprovecharlo. Quizá sea el mejor truco para este tipo de viviendas, ver el plano y poder estudiarlo con detalle.
(Imágenes: Delikatissen.com)