Una casa de verano en Mallorca

En una semana entraremos oficialmente en el verano, pero lo cierto es que ya llevamos mucho tiempo hablando de exteriores, terrazas, jardines y con ganas de unas vacaciones. En esta ocasión, viajamos a la bonita isla de Mallorca para ver una casa única donde se respeta el estilo de las construcciones de la zona pero se mezcla con muebles muy elegantes, toques de madera natural y color para dar alegría. ¿Queréis echar un vistazo a la casa al completo?

Al hablar de verano, hemos querido comenzar con el comedor de exterior en madera natural la mesa y con sillas de colores en metal que le dan un aire industrial que se funde a la perfección con el resto del jardín.

Ya en el interior nos encontramos con el salón de la casa. En las paredes se ha respetado la piedra original de las construcciones de la isla que iremos viendo en toda la casa (incluso en el cuarto de baño) y las vigas. Sin embargo, la decoración es mucho más contemporánea con un gran sofá, mesas en azul que aportan personalidad y ese aire mediterráneo… Al igual que la chimenea que es una auténtica obra de arte.

La chimenea que os comentaba está en un salón contiguo al principal donde me gustaría destacar la mesa de centro siguiendo la tendencia RAW de la que hemos hablado mucho estos días. Ambos salones se comunican gracias a una gran puerta de cristal que deja fluir la luz y da más sensación de espacio.

Mi estancia favorita de la vivienda es el comedor, una impresionante mesa de madera de cortes muy rectos y una vitrina vintage forman la pareja perfecta. Todo ellos completado con las sillas negras Tolix que continuan busca dar ese aire industrial presente en toda la casa.

Cerramos con el dormitorio donde vemos como el hilo decorativo de la vivienda continua intacto con las paredes de piedras, las vigas, los tonos azules que nos recuerdan al mar… Sin lugar a dudas, un lugar perfecto para descansar, desconectar y donde nos iríamos de vacaciones mañana mismo.

Imágenes: Nuevo Estilo