Colores pastel y madera en una casa para soñar

Estoy más que acostumbrada a ver casas y casas en Internet…. Algunas muy grandes, otras pequeñas… Claras, oscuras… Con muebles modernos o antiguos… Por ello cuando veo una casa que me impresiona de arriba a abajo no puedo de compartirla con vosotros.

Entramos a la vivienda por la cocina, abierta al salón e integrada a la perfección gracias a los muebles blancos de líneas minimalistas. Atención al revestimiento que parece madera, aunque para una zona de cocina me resulta muy poco práctico. Podemos optar por un papel pintado que imite este acabado.

En el salón se sigue la misma línea de muebles sencillos y muy prácticos. En este momento, merece la pena comentar como el blanco y el gris suave dan paso a las tonalidades pastel. Tan moda están en los últimos meses.

En concreto las vemos en las láminas de la pared, los cojines y el papel pintado que también aparece en esta estancia. Al mismo tiempo, uno de mis muebles favoritos es la mesa de centro en madera clara.  

Por su parte, el comedor tiene un aire más personal con la composición de fotos en una de las paredes sobre el aparador. Al mismo tiempo mesa redonda y sillas inspiradas en el famoso modelo Eames.

Si queremos dar un toque distinto a nuestra decoración, una idea genial es agrupar pequeños objetos en una bandeja. Aquí vemos velas, jarrones…  

El domitorio como siempre debe ser una de las partes más especiales de la casa y que transmita paz y serenidad. A parte de la ropa de cama en blanco con una manta que ahora mismo está muy de moda, no podemos evitar fijarnos en la estantería con un par de zapatos.  

Aprovechando un hueco escaso y dando mucha importancia a los pequeños accesorios, encontramos el despacho. Fotos de familia, baldas, luces integradas, un taburete que no ocupa espacio… Toda una lección para los apartamentos pequeños.